Fast & Furious: Legado

Fast & Furious: Legado 3.0.0

Velocidad y tunning en el universo A Todo Gas

A Todo Gas estrena la séptima película de la saga en abril de 2015. Para celebrarlo, Kabam, veteranos en la materia, también estrenan juego. Conduce a toda velocidad, compra y tunea los mejores coches y pícate con los amigos en este título gratuito para tu smartphone y tablet. Ver descripción completa

PROS

  • Variedad de modos y pruebas
  • Personalización de los vehículos
  • Gráficos espectaculares

CONTRAS

  • Control muy simple

Bueno
7

A Todo Gas estrena la séptima película de la saga en abril de 2015. Para celebrarlo, Kabam, veteranos en la materia, también estrenan juego. Conduce a toda velocidad, compra y tunea los mejores coches y pícate con los amigos en este título gratuito para tu smartphone y tablet.

Velocidad supersónica por todo el mundo

Fast & Furious: Legado te pone en la piel de un recién llegado al universo de A Todo Gas. Como novato en el grupo, los miembros más veteranos (Roman, Letty…) te retarán a diferentes pruebas para que les demuestres lo buen (y temerario) conductor que eres.

Éste es el punto de partida para el modo principal, Historia, un recorrido por circuitos urbanos de todo el mundo (Miami, San Francisco, Río de Janeiro…) en el que tienes que completar objetivos para ganar dinero, puntos y prestigio.

Además de Historia, Fast & Furious: Legado cuenta con otros modos clásicos de todo juego de conducción que se precie, igual que Asphalt. Si te gustan los retos concretos, sin seguir una trama, disfrutarás con las pruebas de Desafío.

¿Te gusta demostrar que eres el mejor? Entonces opta por Clasificación y demuestra al mundo el gran conductor que eres.

Por último, y pensando en la diversión con amigos, existe el modo Batalla de Bandas, que te permitirá crear tu propio grupo para enfrentarte al de otros jugadores y demostrar quién manda a la calle.

Dentro de cada modo hay submodos o pruebas específicas. Así, encontramos las clásicas carreras de velocidad, pero también persecuciones policiales al más puro estilo Need For Speed y pruebas de derrape y de drifts (aprieta el acelerador y cambia de marcha en el momento justo para ser el primero en llegar a la meta en una carrera en línea recta).

Además de por sus modos de juego, Fast & Furious: Legado destaca por su potente modo de edición y mejora de vehículos. Podrás elegir entre unos 50 bólidos que una vez adquiridos podrás tunear: esto incluye desde darles un nuevo toque de chapa y pintura hasta mejorarlos a nivel mecánico. Todo ello, por supuesto, cuesta dinero y puntos que deberás ahorrar como una hormiguita superando pruebas o recopilando bonus diarios (o pagando dinero real si quieres, claro).

Un arcade que es pura velocidad

El sistema de conducción de Fast & Furious: Legado es extremadamente sencillo, quizá porque los chicos de Kabam quieren que te centres en la experiencia de velocidad trepidante y te olvides de todo lo demás.

Todo funciona con un sistema automático que te hace darle al pedal del acelerador pero que te olvides después: una vez que empieza la carrera únicamente debes desplazarte a izquierda o derecha y girar tocando en cada lado de la pantalla. También dispones de un botón turbo recargable para acelerar en determinados momentos y que deberás usar inteligentemente para avanzar a los rivales.

En determinadas pruebas, además, aparecerá la opción de cambiar de marcha, cuyo único mérito es hacerlo en el momento justo. Por último, en algunas carreras tendrás un botón especial de launch, que da una explosición de velocidad al inicio de la carrera.

Aunque Fast & Furious: Legado no esconde ser profundamente arcade, considero que el control del juego es excesivamente simple. Kabam podría haber optado por otro sistema más complejo (direcciones más acelerador) o simplemente ofrecer varias opciones de control, como en el caso de Bus Simulator 2015.

A nivel técnico, Fast & Furious: Legado sí que se luce. Los modelos de cada coche, basados en vehículos reales, son muy detallados, y los escenarios así como la interacción con ellos (choques con otros choches, destrozos, saltos…) espectacular. El sonido, tanto de ambiente como musical, también cumple con lo que esperamos de un producto de la franquicia A todo Gas.

Para fans del motor como espectáculo

Su variedad de modos y pruebas hace de Fast & Furious: Legado un producto de lo más apetecible. Es muy divertido de jugar y a los fans del tunning les encantará poder tener los coches más pintones. Eso sí, su exigencia a nivel jugable es mínima.

Fast & Furious: Legado

Descargar

Fast & Furious: Legado 3.0.0